Author: Marta Álvarez Martín
•17:18

El PSOE: un gobierno descaradamente anticonstitucional

o

De cómo cuatro tontos se cargaron los derechos y la legislación que con sudor y sangre les costaron a nuestros antepasados implantar

Lo que está ocurriendo últimamente en España es un verdadero escándalo… un verdadero escándalo que solo está siendo criticado como es debido en Internet, mientras que el resto de los medios de comunicación españoles lo tratan como anécdota, cuando se está violando la ley y la Constitución por parte del Gobierno Español. Algo muy grave… algo que incluso además de prohibido debería de estar penalizado. Yo como estudiante de Scienze della Comunicazione en Italia y de Periodismo en España, y, por tanto, consumidora habitual de los medios, tanto españoles como italianos, no he escuchado nada al respecto (los italianos tampoco es que sean los máximos respetuosos de la ley y la libertad…) y la Unión Europea, lamentable e indeseablemente presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, se lava completamente las manos. Mientras, el pueblo español está siendo literalmente pisoteado por un gobierno inepto que no solo está teniendo una pésima gestión económica en nuestro país, sino que además se está burlando de la ley y de la voluntad popular a su antojo.

Todo este escándalo se veía venir desde lejos. Todo empezó con el paulatino abuso de poder de esa sociedad que se denomina SGAE y que se autoproclama defensora de la ley de propiedad intelectual, cuando es la primera que está violando de manera escandalosa la ley. Su famoso “canon” es toda una vergüenza y un insulto a la libertad ciudadana. Está completamente fuera de ley: se nos está cobrando de antemano por un supuesto delito de violación de propiedad intelectual. ¿Dónde está ese derecho de presunción de inocencia que con tanta sangre y tantas vidas nos costó defender e implantar? Los antepasados de estos señores protagonistas de uno de los capítulos más vergonzosos de nuestra historia deben de estar revolviéndose en sus tumbas. Luego, además de castigarnos económicamente por un supuesto delito contra la propiedad intelectual al que se nos atribuye a todos, cual pecado original, por el mero hecho de haber nacido, nos espían y nos acosan para volvernos a castigar si es que verdaderamente hemos cometido dicho delito. ¿Pero qué clase de tomadura de pelo es esta? Y nadie sabe a dónde va a parar ese dinero que nos quitan. Además, se autoproclaman defensores de todos los autores de España, nada más lejos de la realidad. Yo soy autora. Publico con regularidad artículos en mis blogs personales desde junio del año 2006 y a mí no ha defendido nadie. Tengo amigos cantautores que están pagando ese puto canon en cada CD que compran para grabar sus maquetas y distribuirlas gratuitamente entre su público. Esa mierda de sociedad, si me permiten usar el término mierda para calificarla ya que no se me ocurre otro termino mejor, ¿de quién esta defiendo los derechos? ¿Le dan el dinero de las multas que ponen en las peluquerías a todos los autores que suenan por la radio? ¿Y le dan también el dinero a los locutores? Nada, pero nada de nada de esto tiene sentido. Absolutamente nada.

Y no contentos con todas estas aberraciones va el Gobierno Español y aprueba una nueva ley que permite cerrar páginas webs de Internet sin ni siquiera celebrar un juicio previo. Toda una violación de nuestros derechos constitucionales. ¿A dónde vamos a llegar?

Enumero todos y cada uno de los artículos CONSTITUCIONALES que nuestro inepto gobierno está violando: por supuesto el Artículo 1, en tanto que se está atentando contra la libertad de los ciudadanos. El Artículo 6, puesto que el gobierno parece que se toma por el pito del sereno la voluntad popular. El Artículo 7, dado que nuestro gobierno aprueba las actividades completamente alegales desde el punto de vista constitucional de dicha organización llamada SGAE. El Artículo 9, ya que nuestro gobierno parece no respetar el orden constitucional. El Articulo 10, pues no se está respetando la ley constitucional ni los derechos humanos de los españoles. El Artículo 14, puesto que se castiga constantemente a nosotros de incumplir la ley cuando es el gobierno el que parece tomarse la justicia por su cuenta. El Articulo 17, ya que se nos quiere incluso espiar nuestra actividad en Internet saltándose totalmente nuestro derecho a la privacidad. Por no hablar de los Artículos 18 19 20… ¿Sigo? ¡Es que se están incumpliendo todos! Lean la Constitución señores y díganme que articulo está siendo respetado hoy en día por nuestro gobierno de pacotilla.

Todo esto es inaceptable. Y yo me pregunto:

1. 1. Ya que quieren meter mano en Internet (cosa totalmente absurda, ya que Internet es por naturaleza transnacional y, por tanto, fuera de todo campo gubernamental) que lo hagan para defender la privacidad de todos los usuarios de Internet que constantemente está siendo violada y a la que no ponen ningún remedio (sin embargo, bien que luchan por la de ese señor que se llama Ramón y que dice ser cantante)

2. 2. Puestos a suprimir páginas… ya que tanto les gusta… ¿por qué no suprimen todas esas páginas de pornografía infantil que existen en la Red?

3. 3. Los cantantes y autores atemorizados porque pueden dejar de ser millonarios… ¿por qué en vez de lanzarse en toda una guerra contra sus consumidores, se dedican a pensar nuevas formulas de venta? El mercado cambia ¡Todo cambia! ¡Señores, adáptense a los nuevos tiempos!

Internet no es el enemigo de la cultura. Todo lo contrario. Es el mayor y más potente medio de difusión de cultura que existe hoy en día. Sería más lógico entonces luchar por el respeto de la libertad de los españoles en usar dicho medio, en vez de tanta coacción. Las tendencias sociales no se pueden evitar con prohibiciones. Si el consumo cultural está cambiando, las denominadas industrias culturales deberían de ponerse manos a la obra y estudiar el potencial que realmente tienen los nuevos medios. Internet podría ser usado como un potentísimo medio de Marketing.

Y unas últimas palabras dedicadas a nuestro gobierno español: el pueblo entero español no es el que está cometiendo un delito… los que estáis cometiendo el delito sois ustedes.

Enlaces a esta entrada
Author: Marta Álvarez Martín
•16:12

Tuve que cenar algo que no debía. Quizás fue la locura de Edgar Allan Poe. O los últimos versos de Neruda. Los restos de un poema quemado por no tener la tinta suficiente para poder concluirlo. Tal vez esas fresas con nata que tanto me gustan. O tal vez esa sonrisa de Mona Lisa. O ese grito de Munch. La sinfonía número 5 en D menor de Kurt Atterberg. El fantasma de Edwar Scissorhands. Y te creí olvidado, y, ya ves, me visitaste anoche. Me abrazaste, me besaste y me amaste en otra dimensión. Volé, llegué, deseé. Gocé bajo una lluvia de orgasmos color canela. Puro hedonismo desenfrenado.

Y cuando el sol estaba a punto de aparecer, con la boca manchada de vino, me grabaste con un punzón en la frente que ahora no era un buen momento.

Un frío en los pies vino a darme los buenos días. En el baño vomité los restos de la cena de anoche. En un solo instante, el pasado se adueñó del presente y el futuro expiró a la dimensión lontana. Mi ser reducido a cenizas color granate.

Enlaces a esta entrada
Author: Marta Álvarez Martín
•3:12


Nota: lo quise subir el dia 12 pero no pude. Lamento el par de dias de retraso.
Enlaces a esta entrada
Author: Marta Álvarez Martín
•23:35

Nunca había encontrado el sentido de tener el calefactor de mi habitación debajo de la ventana. Me había pasado todo el invierno quejándome. ¿A quién se le había ocurrido esa espléndida idea? Mi cama está justo en el lado contrario, y el escritorio y la silla también están lejos. ¿A quién le iba a dar calor? Luego se me ocurrió la idea (yo y mis ideas) de usarlo para poner la ropa mojada y que se secara antes. Todo un avance. Antigua practica de mi abuela (mi querida abuela que ahora vive hacia atrás) que me calentaba siempre el pijama y la toalla cuando me duchaba por las noches en su casa (confieso que yo aquí siempre lo hago… que gusto ponerse la ropa calentita). Pero hoy, curiosidades de la vida, me ha parecido que lo mejor de mi habitación era tener el calefactor debajo de la ventana. Hoy ha sido uno de esos pocos días en los que me había levantado temprano para hacerlo todo (la conciencia… que después de una noche de fiesta de la cual no recuerdo nada me pide que haga algo productivo con mi vida). Así pues, me levanté, me duché, saqué la comida del día, me fui a hacer la compra, me puse a hacer la comida (a las 12:30 de la mañana… welcome to italian life) y mientras se hacía me quede esperando a que llegara mi casera para pagarle el affitto (el alquiler). Y llegó ella un poco tarde y exhausta. Ciao Flavia! Come va? Fa freddo fuori? “Nevica” me contesta. Uf… ¡todo el día a la mierda! Cambio de planes. Yo, tan ilusa como simpre, espero a que pare de nevar; pero que va, no para. No puedo ir a la Universidad porque está en la montaña y el pulman (autobús) cuando nieva no sube (¡oh! Qué pena..). Esta noche habíamos organizado un botellón… pero me parece que no va a ser posible (mierda). Así que nada, un maravilloso día en casa. ¿Y ahora qué coño hago? Ordeno la habitación (suceso extraordinario), limpio el cuarto de baño (wow ya tengo que estar aburrida), termino de hacer un ejercicio de clase (increíble…) y me quedo sin cosas que hacer. Y se me ocurre (yo y mis ideas) ponerme a mirar como nieva a través de la ventana. A veces es verdad que las cosas más simples son las más hermosas.

En Cádiz y en Sevilla no nieva nunca. Pero le tengo especial cariño a esos días lluviosos de invierno en casa, en el sofá y con una manta, viendo la tele y asomándome de vez en cuando a la ventana para ver a la gente mojarse y a los coches pasar. Es algo maravilloso. Tú dentro y ellos a fuera. Tu seco y ellos mojados. Tu caliente y ellos tan fríos. ¡Qué plácido se vuelve el calor del hogar! Pero observar nevar es distinto. Teramo es una ciudad distinta. Desde mi ventana no veo una larga avenida con coches, veo y arboles casas y un parque. Me paso más de media hora, cual niña embobada, mirando a través de la ventana, como si esperara a que sucediera algo. Pero no sucede nada. El paisaje nevado es un paisaje desértico, inhóspito. Es un paisaje de soledad. Pero de una soledad mística, aurea. Ves como la nieve cae, tan frágil, en finos copos que se convierten en agua sobre tu mano, y como, poco a poco, van creando un sólido y duro manto blanco de nieve sobre la tierra. Copo a copo, cual desierto nevado. Es fantástico. El tiempo parece detenerse. Todo ocurre muy lento. No es como esas lluvias torrenciales que enseguida forman charcos. La nieve es mucho más sutil, más elegante. Cae lentamente y todo es mucho más visible y mesurable. La magia de la primera vez conmueve corazones.

Ahora, tumbada en mi cama, escucho de fondo el sonido de la nieve. Es un sonido menos constante que el de la lluvia pero más contundente. Resulta irónico que esa majestuosidad de la nieve sea tan fugaz: apenas unos rayos de sol y no quedará nada. El manto blanco se transformará en agua, y el agua irá a la tierra o al cielo, según quién gane la batalla. La naturaleza nunca nos quejará de sorprender. Nunca. Desde mi paisaje helado pienso en mi ciudad, en mi familia y mis amigos que ahora están bajo una lluvia incesante. Pienso en las vidas que ya no lo son por el fulgor de la tierra. En estos tiempos tan locos donde todo es lo mismo pero mucho más veloz. Después de todo, no fue tan mala idea poner un calefactor bajo una ventana. La belleza del frío solo es capaz de admirarse desde el calor.

Enlaces a esta entrada
Author: Marta Álvarez Martín
•1:32



Llueve. No para de llover. El cielo llora, comparte mi pena. Pero mis lágrimas riegan el campo. Y todo se va volviendo verde. La primavera espera en los bastidores, nerviosa, ansiosa de mostrar al mundo su poder. Hoy llueve… pero también ha salido el sol. Así que salgo a la calle. Le digo adiós al miedo. Ya está bien de tanta mediocridad. Todos nos equivocamos. Una y otra vez, una y otra vez. Porque la perfección no existe. ¿Cómo me vas a odiar por ser imperfecta? ¿Cómo me voy a odiar por no ser la misma que en mis sueños?

Llueve. Pero yo ya no tengo miedo. Salgo a la calle sin paraguas. La lluvia moja mi pelo y se mezcla con mis lagrimas Abro la boca para poder saborear la amargura y tragármela. Tragármela de una puta vez. Si estoy viva, si aún respiro, es porque de momento soy invencible. Me da igual que en el mundo haya tanta falsedad. Me da igual que la vida sea un teatro. Sé que al final solo quedaremos yo y el cielo, la tierra, el sol, las nubes, la luna. La enorme luna llena, impotente y misteriosa. Dueña del destino. Nuestros ojos la vieron ayer. Pero cada uno vimos una luna diferente. Es así. Así debe ser. Mejor así.

La noche nos envuelve con su oscuridad. Nos enseña que no hay mejor luz que la que desprende uno mismo. Solos. Siempre solos. Pero siempre acompañados. Unidos por las mismas penas, por las mismas alegrías. No somos tan diferentes cuando intentamos ser nosotros mismos. Ofrece al mundo la máscara que quieras. Pero no te mientas jamás a ti mismo. Y recuerda matar primero al miedo. Antonio recuérdalo. Mátalo antes de que el acabe contigo. No tengas miedo a sufrir. No tengas miedo de mi sufrimiento. La primavera se riega con nuestras lágrimas. De la lluvia y sol nace el arcoíris.

Enlaces a esta entrada