Author: Marta Álvarez Martín
•23:02

Hace frío joder. Un frío que se mete por dentro de mi persona y me trastorna. Aquí, sin luz ni aire, sin inspiración, que estará en su casa con las estufa puesta. Encima llueve y llueve, y vuelve a llover, como los peces de aquel río, sí sí, de aquella canción que hablaba de aquel tipo que nació en un establo, que en aquel entonces debían de llamarse portales a los establos, igual que hoy algunos llaman casapuerta a los portales. El caso es que llueve, no en mi habitación claustrofóbica, pero sí fuera, y yo me noto mojada. Pero no mojada en plan estoy cachonda, no no, (jajajajaja), es en plan no me puedo acostar con el pelo mojado, pásame la toalla ya que me muero de frío, no tengo ganas de secarme el pelo pero puedo resfriarme, o, mejor, niña por dios, que te vas a poner mala, ponte ahora mismo las zapatillas, y, ¿cómo sales así a la calle? Llévate el abrigo y dale un paseito (porque luego no te lo pones, y cuando te hace falta no te lo has llevado). Además creo que este año, por primera vez en nuestra historia, la Navidad y el invierno y todo ese rollo de la nieve y los guantes y las bufandas y las caras felices cuando te tiran una puta bola de nieve y te da en toda la cara se ha adelantado incluso al El Corte Inglés. Mañana me paso y miro el escaparate, a ver que ropa llevan las maniquíes, nadie quiera que se resfríen ellos también, o que se yo, y nos quedemos sin Navidad este año, que con la crisis creo que también por primera vez vamos a adelgazar en vez de engordar, nada de marisco ni cosas caras, que va que va, a lo baratito, y turrón solo para los invitados. Y niña deja de comer porquerías que luego no cenas. Ya, pero es que me gustan más las porquerías que la cena. Aunque cenar, se cena más a gusto sentadita en la mesa con la estufa en las piernas, consumiendo energía a tope para acelerar el cambio climático, que si nos vamos al carajo cuanto antes mejor, que ya está bien de tanta humanidad apestosa y tanta leche por dios, que venga una especie digna de este planeta que nos suplante de una vez por todas. Una especie que resista al frío, que venga con calefacción incorporada (y con aire acondicionado para el verano), o que se queden los robots y nos invadan o venga un millón de alienígenas. Ellos no tendrán ni Navidad ni Corte Inglés, pero bueno, tampoco creo que lo necesiten. Estarán todo el día, que se yo, fabricando cosas raras o dándole de comer a las flores. Así que vamos a derrochar energía ya mismo. Que con suerte, mañana viene una helada polar para congelar nuestros corazones. Ah bueno no, eso no, eso creo que ya lo teníamos congelado desde hace mucho tiempo…


Enlaces a esta entrada
Author: Marta Álvarez Martín
•17:15

Releyendo las hojas de mi agenda 2006-08, me encontré con un texto que hoy se me hace muy presente, muy actual. Sin fechar, escrito entre marzo y abril de este año 2008. Y he aquí mi homenaje, del manuscrito a su digitalización. Que se note que es verdad todo eso que nos enseñan en Tecnología de la Información, Diagramación e Historia.

Diosa del Olimpo

Sólo soy artista cuando me aburro, escritora cuando sufro, amiga cuando me siento sola, buena cuando se portan bien conmigo. Soy fácil, rápida, fugaz, como el todo y la nada (la vida y la muerte), una Diosa perfecta del Olimpo. Pero a veces deseo ser humana, una humana perfecta, artista, cantante, poeta, feliz, orgullosa, sí, orgullosa (esa palabra que tan poco me gusta). Vendería mi eterna vida por esa mortal, tan breve y tan intensa. Porque desde mi monte... todo se ve muy pequeño.
Enlaces a esta entrada